«El respeto a la diversidad es una cuestión de todos»

La Universidad de Salamanca anunció en mayo del año pasado la creación de La Unidad de diversidad afectivo sexual y de identidad de género, desde entonces la USAL ha estado trabajando para el correcto desarrollo de este nuevo proyecto. Finalmente, en enero de este año, la profesora Beatriz González de Garay y el profesor Kerman Calvo Borobia han sido nombrados coordinadores de la primera unidad de diversidad afectivo sexual y de identidad de género de la USAL. Beatriz González de Garay Domínguez es Profesora ayudante doctor en Comunicación Audiovisual en el Departamento de Sociología y Comunicación de la USAL. Sus principales ámbitos de investigación son los Estudios de género y diversidad sexual en la ficción televisiva y el patrimonio audiovisual. Por su parte, Kerman Calvo Borobia es Profesor Contratado Doctor del Departamento de Sociología y Comunicación desde el año 2010. Ha realizado diversas publicaciones relacionadas con los movimientos sociales e igualdad como ‘Sexualities’.

Ambos coordinadores nos han concedido una breve entrevista para conocer un poco mejor cuál es el objetivo de esta nueva unidad y qué medidas está llevando a cabo.

¿Cuál es la función de la Unidad de Diversidad Afectivo Sexual y de Identidad de Género?

Beatriz: Bueno, nosotros acabamos de ser nombrados y todavía estamos determinando cuáles van a ser nuestras tareas. Por supuesto, el objetivo principal es conseguir que no haya discriminación, que haya una visibilidad de alumnado y del PAD, PDI y alumnado LGBTI+ en la USAL.

Kerman: Sí, a ver, la unidad es una organización pequeña coordinada por Beatriz y por mí. Tiene como misión dar visibilidad a la comunidad LGTB+ en la comunidad universitaria, sobre todo tendremos como objetivos principales la visibilización, la generación un campus seguro y la libertad en la expresividad de las formas diversas en todos los aspectos de la vida universitaria.

¿Dónde se sitúa la Unidad de diversidad afectivo sexual y de identidad de género en la USAL?

Kerman: Hay varias organizaciones dentro de la USAL con el nombre de “Unidad”, nosotros vamos a ser una unidad dentro del Servicio de Asuntos Sociales, por tanto, no vamos a depender directamente del claustro.

¿Cuáles son las primeras medidas que va a tomar la Unidad de diversidad afectivo sexual y de identidad de género dentro de la USAL?

 Kerman: Estamos proponiendo una normativa que proteja a colectivos vulnerables, en particular estamos trabajando en un protocolo de cambio de nombre en los documentos universitarios para las personas trans. También estamos trabajando en actividades de visibilización, actualmente estamos organizando una semana de visibilidad en junio. Además, vamos a participar como unidad en diferentes jornadas que ya están organizadas y que tratan el tema de la diversidad.

Beatriz: Lo primero que queremos que salga adelante, esperemos que este mismo mes, es el cambio de nombre de uso común de las personas trans. Queremos sacar un protocolo para que cualquier persona de la comunidad universitaria que desee cambiar su nombre en todos los documentos que tengan que ver con la universidad puedan hacerlo.

¿Qué estrategias sigue la Unidad para conocer el estado de la Comunidad Universitaria?

Beatriz: La idea es ofrecer preguntas a la comunidad universitaria para poder conocer la situación general de la universidad. Serían cuestiones que nos ayuden a saber si la comunidad desea contribuir, si les interesa hacer de la universidad de Salamanca un espacio seguro para las personas LGBTI++, si han sufrido acoso en la USAL por su orientación sexual o su identidad de género, etc.

Kerman: Queremos hacer un diagnóstico en colaboración con otras universidades, es decir, estamos intentando desarrollar un instrumento que diferentes universidades pudieran utilizar, pero tampoco queremos presumir que los problemas que tengamos en la USAL sean los mismos que tienen otras universidades.

Nosotros conocemos algunos casos aislados, pero no tenemos todavía una radiografía muy precisa de esto, es una situación muy delicada. La universidad ya tiene un protocolo por acoso sexual en marcha, por lo tanto, la idea sería actualizar ese protocolo en materia de diversidad LGTB.

Además, nosotros llegamos relativamente tarde. Actualmente ya existen cerca de 15 universidades que han empezado a trabajar y que tienen un proyecto en el área de Diversidad antes que nosotros. La idea de esta unidad es aprender compensar la carencia de recursos con el aprendizaje que podemos importar de otras universidades. Por lo tanto, en esa idea nuestra idea es colaborar y estamos forjando una red con otras universidades para trabajar de manera coordinada.

¿Qué estrategias de comunicación va a seguir la Unidad de diversidad afectivo sexual y de identidad de género?

Kerman: Lo que ocurre, es que es que es una unidad de reciente creación y, por tanto, hay muchas tareas, entre ellas las de comunicación, que tenemos que empezar a desarrollar.

Beatriz: Tenemos pensado hacer campañas en momentos claves y la creación de cuentas en redes sociales. Además, también deseamos crear un repositorio de tesis con temática relacionada con la diversidad.

Por otra parte, estamos haciendo desde el año pasado cursos de formación del personal PDI. También estamos pensando en crear una red de investigadores dentro de la USAL y también en conexión con otras universidades. Después tenemos actividades como seminarios o presentación de libros, este tipo de actividades van a ir surgiendo con el tiempo.

¿La Unidad está abierta a toda la Comunidad Universitaria?

            Kerman: Lo estará. Estamos empezando a crear un programa de voluntariado, esa será nuestra primera actividad para integrar la labor de los estudiantes. Para nosotros es importante que los estudiantes comprometidos se sientan recompensados de alguna manera y creemos que por ahora el voluntariado y los esquemas de prácticas no curriculares son los mejores.

Beatriz: Los alumnos pueden participar y sería un gran apoyo, desde el punto de vista académico y de convivencia universitaria. El respeto a la diversidad es una cuestión de todos.

 

La Unidad espera dar a conocer la Universidad de Salamanca como una valedora de los derechos y de la diversidad. Ambos coordinadores nos invitan a ver la Unidad de diversidad afectivo sexual y de identidad de género como una oportunidad no sólo para los propios miembros de la comunidad LGTB+ de la universidad, sino para la universidad y su comunidad en su conjunto.